Nota de prensa

El Consell garantiza con un decreto el derecho de las familias acogedoras de menores a percibir las prestaciones económicas para gastos de manutención
22/04/2016

El Consell ha aprobado el decreto de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que reconoce y garantiza el derecho de las familias de acogida de menores en la Comunitat Valenciana a percibir las prestaciones económicas para gastos de manutención.

Este derecho de las familias de acogida a percibir una prestación económica se determinó mediante una modificación de la ley de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia de la Comunitat Valenciana realizada a través de la ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat para 2016.

Con la aprobación del Decreto que reconoce el derecho y regula el procedimiento al que se han de sujetar las prestaciones económicas individualizadas para gastos de manutención por acogimiento familiar de menores, la prestación se concede de forma directa a todas las personas que lo soliciten y que reúnan los requisitos previstos en la ley.

La finalidad de la normativa es regular las prestaciones destinadas a hacer frente a los gastos de mantenimiento de los menores acogidos, así como, en el caso de los acogimientos especializados y de urgencia, a los costes indirectos derivados de la disponibilidad y especial dedicación que requieren este tipo de acogimientos.

Los requisitos para acceder a las prestaciones económicas son acoger a un menor que se encuentre bajo la guarda o la tutela de Generalitat y que el acogimiento esté constituido legalmente y no tenga carácter preadoptivo.

Respecto a lo gastos de manutención, se consideran los de alojamiento, alimentación y vestido, así como los destinados a la educación de los menores acogidos.

Cabe recordar que hasta la fecha, se otorgaban regularmente prestaciones con este fin, al amparo de convocatorias anuales de subvención ligadas a los créditos disponibles.

Además, su concesión por concurrencia competitiva estaba condicionada a la existencia de crédito adecuado y suficiente, por lo que los acogimientos formalizados en los últimos meses del año podían verse perjudicados.

El Decreto actual simplifica la tramitación de estas prestaciones al no estar la solicitud sujeta a un plazo de presentación determinado. Al tratarse de un derecho, la Ley de presupuestos considera de reconocimiento preceptivo los créditos que han de financiar estas prestaciones, de manera que si la cantidad consignada fuera insuficiente se generarán nuevos créditos para atender todas las solicitudes.

Incremento presupuestario

La Conselleria ha incrementado en los presupuestos de este año 2016 las ayudas por acogimiento familiar en sus diferentes modalidades, de forma que la cuantía se aproxime a los costes reales de la atención.

El incremento responde a la voluntad del Consell de incentivar el recurso del acogimiento familiar y también de dignificar la colaboración con las familias y reconocer su trabajo y apoyarlo.

Así, este año 2016 las prestaciones de acogimiento familiar cuentan con un presupuesto de 12,47 millones de euros, prácticamente el doble que en el 2015. En concreto, para el pago de las ayudas de los acogimientos en familia extensa, un crédito total para este año de 8.303.200 lo que supone un incremento de 5,10 millones de uros.

Para los acogimientos en familia educadora, cuenta con 3.422.100 euros, un aumento de 1,04 millones. La partida destinada a los acogimientos de urgencia diagnóstico se eleva a 782.130 euros.

Subida del importe de las prestaciones

Además, la propia ley de Presupuestos fijó las cuantías o los módulos para la determinación del importe de las prestaciones, lo que supone un avance en cuanto a transparencia.

Con este aumento, se alcanza una cantidad mensual que puede aproximarse tanto a los gastos medios familiares por la atención de un hijo, como a los gastos de manutención que generan los menores en centros residenciales.

Dentro de las mejoras, se igualan las cuantías entre familias extensas y educadoras, lo que supone acabar también con la discriminación económica entre familias educadoras y familias extensas, equiparándolas y aumentándolas. Los módulos pasarán de 9 a 12 euros diarios para cada menor en el primer caso y de 4,5 a 12 euros diarios en el segundo.

También se incrementan las prestaciones económicas por acogimiento familiar de menores con algún grado de discapacidad igual o superior al 33 %, ya que pasan de 10,5 a 13,5 euros diarios.

Compartir El Consell garantiza con un decreto el derecho de las familia... Compartir El Consell garantiza con un decreto el derecho de las familia... Compartir El Consell garantiza con un decreto el derecho de las familia... Compartir El Consell garantiza con un decreto el derecho de las familia... Compartir